La palabra “racista” está en sí mismo mal empleada ya que en la especie humana no existen las razas. Lo que si existen son las personas con variantes en su generación de melanina, estos niveles de melanina son los que provocan que sea de uno u otro color la piel, y estas concentraciones también tiene variantes en el cuerpo de un solo individuo.


El uso de la palabra racismo es en sí mismo apoyar el racismo generando la falsa idea de que existen “razas humanas” y por lo tanto generando una división entre personas, lo que sí es real son los prejuicios en todos los seres humanos, la gravedad a la que puede llegar un prejuicio es variable siendo este un motor para el asesinato y la discriminación. Comprender como funcionan los prejuicios en el cerebro pueden ser la clave para mitigar este comportamiento negativo.


Es un mito que solo los estadounidenses sean prejuiciosos con la población afroamericana o con la gente que tiene una pigmentación más oscura. muchas culturas de África consideran como mal presagio o de mala suerte el nacimiento de un hijo albino, en muchas ocasiones estos niños son abandonados o vendidos en partes a los brujos por creerse que tienen poderes mágicos.


Prejuicio implícito.


Los sectores del cerebro que nos hacen ser menos o más prejuiciosos, o tenerle miedo u odio a una persona por ser de un color diferente o de apariencia distinta se encuentran en la amígdala y en la corteza prefrontal y orbitofrontal, la primera se encarga del procesamiento del miedo y la corteza prefrontal y la orbitofrontal se encargan del razonamiento de las emociones, así  estas dos regiones del cerebro son las que se encargan principalmente de que podemos distinguir entre lo que es conocido y por lo tanto no resulta una amenaza y lo que es desconocido y puede ser una amenaza para la supervivencia, en otras palabras, las zonas del cerebro que se encargan de procesar y controlar el miedo y la reacción de lucha o huida están es en estos sectores del cerebro más específicamente en la amígdala, una región muy antigua en los seres humanos.


Esta respuesta ante lo desconocido ha logrado que nuestra especie sobreviva a todas las posibles amenazas de nuestra era como nómadas, sin embargo, esto que nos ayudó en su momento y durante millones de años a humanos y animales (ya que no solo los humanos reaccionamos así ante lo desconocido) ahora resulta contraproducente en muchas ocasiones debido a que la civilización humana esta cada vez más conectada y muchas culturas y etnias tiene la posibilidad de interactuar unas con otras.


El mito de las razas y su amplia difusión ha generado que se distorsione la realidad detrás del fenómeno de los prejuicios y se intente disminuir los actos discriminatorios desde un punto de vista separado, cuando en realidad en el cerebro los prejuicios que causan la discriminación están en las mismas regiones antes mencionadas, la forma de acabar o disminuir los actos discriminatorios a con personas de aspecto diferente es mediante la exposición temprana del ser humano con la diversidad humana, es decir fomentar la aparición no forzada de personas de todo tipo asiáticos, gays, morenos, blancos, transexuales, afroamericanos, indígenas, etcétera.


Teoría de la mera exposición.


Según esta teoría de la cual se han realizado ya varios experimentos y el marketing ha hecho gran uso de ella en sus campañas publicitarias, esta teoría lo que nos explica es que entre más expuesto este nuestro cerebro a un estímulo visual determinado menos será el miedo o la desconfianza a con el estímulo(1,2), esto no solo lo ha empleado el marketing sino también se usa en terapias de para tratar las fobias fuertes o los eventos traumáticos donde los pacientes son sometidos a dichos eventos  de forma gradual hasta que sus cerebros logran comprender que no se trata de algo malo o una amenaza real.


Esta teoría se utiliza también en los campos de entrenamiento militar para las fuerzas especiales de estados unidos y otras naciones donde se somete a los militares a realizar acciones que pueden poner en riesgo su vida durante una misión real, de este modo el cerebro de estos aprende a controlar el miedo en momentos críticos y a mantener la calma para tomar mejores decisiones que en el campo de batalla son críticas.


La exposición temprana a estímulos diversos puede ayudar a que el cerebro no los detecte en un futuro como una posible amenaza sino como un evento cotidiano y normal de la vida en sociedad, cuando somos niños de los (0 a los 7 años) es más fácil adaptar nuestro cerebro pues gran parte del mismo aún está en desarrollo; es importante saber que esta exposición temprana ayuda a mitigar el miedo, así como los primeros impactos de una experiencia pueden generar fobias severas. Por lo que lo más recomendable es que las primeras exposiciones sean agradables y generen empatía.


Para entender mejor porque y para que existen los prejuicios en el ser humano debemos entender el origen del miedo y su utilidad en nuestra evolución.


Los principios de los prejuicios


Durante millones de años los seres humanos fuimos nómadas que formaban pequeños grupos de entre 10 hasta 90 individuos, cuando nos encontrábamos con una forma de vida nueva ya sea en grupo o en solitario; el cerebro siempre opta primero por la precaución el análisis y la observación, de no existir este sistema muchos de nuestros antepasados habrían sido el desayuno de muchos animales, esto también lo aplicaban a insectos y otros seres vivos como otros homínidos, es bien conocido el comportamiento de los chimpancés que incluso resulta sanguinolento, como el caso de los chimpancés que se pelean con otros grupos por el territorio y los victoriosos terminan por comerse a los del grupo contrario.


El comportamiento de precaución ante otro grupo que son de una misma especie no suele terminar bien- en básicamente ninguna especie que sea gregaria (que formen grupos) y esto se debe a la escasez de recursos y la defensa de su territorio de caza o recolección, esto mismo pasaba con nuestra especie; en este momento muchos pensaran que hace miles de años al menos hace 300 mil años, todos eran de piel oscura y que quizá no había discriminación pues todos eran de un mismo color, bueno esta idea también es falsa para nuestro cerebro, ya que somos capaces de distinguir en milisegundos quien es parte de nuestro grupo y quien no lo es solo mediante la forma en la que se ve o viste(3)(4)(6). Gracias al desarrollo intelectual del ser humano los primeros seres humanos de hace unos 80-40 mil años ya expresaban sus ideas o tenían una forma de cultura, los seres humanos comenzamos a pintarnos y a usar símbolos que nos hacen ser parte de un grupo, estos símbolos los llevábamos con nosotros pintados en nuestros rostros y cuerpos, esto fue no solo para distinguirnos sino para aumentar el sentimiento de pertenencia a nuestro grupo, ahora gracias al aumento de nuestra capacidad cognitiva, nuestro cerebro es capaz de ver una forma o símbolo como una posible amenaza.


Podemos citar mas ejemplos donde estos sistemas se puede hacer notar en la vida de todos, tanto para distinguirnos de otros grupos como para pertenecer a ellos y la necesidad humana de mostrar dichos símbolos a otros, todos hemos visto en las noticias las peleas entre fanáticos del futbol, peleas que a muchos nos parecen irracionales pero la perdida en un partido puede generar dolor que lleve a la misma reacción de lucha huida. así como en el desamor que en el cerebro enciende las mismas áreas que controlan y regulan el dolor físico. (5)


Otro ejemplo de nuestra capacidad para percibir algo como malo (hablando desde mi experiencia) son los ladrones que usan motocicletas de una marca muy conocida y barata en mi país, mi exposición a los medios informativos y mi experiencia personal a ser casi víctima de un asalto, ha generado el prejuicio de temerle a todo joven montado en motoneta pues mi cerebro considera que muchos ladrones tienen este modelo “Motoneta italika, gorra con brillantina, pantalones a media nalga” este es un prejuicio muy extendido y a estas personas las conocemos como “chakas” y todos decimos que al ver uno a lo lejos te cambias de acera. este es un prejuicio porque ciertamente no todos (espero) son ladrones.



Las neurociencias son el camino para mitigar la discriminación y los prejuicios. 1—https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0195666382800263
2—https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22017290/
3—https://www.researchgate.net/publication/234861045_Dinamica_cerebral_inconsciente_del_prejuicio_hacia_minorias_El_cerebro_detecta_de_formaautomatica_el_rostro_la_raza_y_su_contexto_emocional_en_170_milisegundos
4—https://www.nature.com/articles/nn.4296
5—https://www.pnas.org/content/108/15/6270.short
6—https://www.pnas.org/content/116/29/14532
test de prejuicios implicitos https://implicit.harvard.edu/implicit/mexico/takeatest.html

Por aika sofia

soy entusiasta de la ciencia me gusta aprender de todo si pudiera pasaría mi vida estudiando el mundo, eh estudiado seguridad informática programación, diseño, grafico, música, animación todo desde el espectro autodidacta, me gusta el anime los videojuegos, mi favorito es metal gear solid y ace combat. soy artesana de profesión actualmente y tengo un canal de divulgación científica, eh considero que tengo dificultades en el aspecto social establecer relaciones, entender situaciones consideradas como simples para la mayoría, considero que soy muy directa y a veces y creo que se, mal interpreta mi opinión o es considerada muy radical o fuera de los estándares socialmente aceptados, suelo ser una persona muy seria apática y depresiva además de autoexcluirme de la sociedad al permanecer la mayoría del tiempo en casa y no salir amenos que sea muy necesario, mi tiempo laboral esta invertido, es decir duermo de día para evitar un exceso de contacto con personas ajenas a mi familia