El desastre de los frágiles.


Tendencia humana al victimismo como mecanismo manipulador para obtener, ganar, o destruir algo en concreto usando como arma una supuesta agresión verbal contra él o contra de alguien más, este modus operandi es propio de infantes mal educados o consentidos y es visible en todas las épocas de la historia humana como civilización. Sin embargo, muchos críticos sociales han asumido que se trata de una reciente tendencia por parte de unas cuantas generaciones, mi postura es que se trata más de un comportamiento infantil aplicado en personas de más de 20 años que aún conservan este método manipulador.

Una personalidad extremista que no es propia de una generación llámese milennials, generación z ó centenials es en sí mismo el resultado de la sobreprotección familiar hacia un individuo, a estas personas antes se les conocía simplemente como niños malcriados o “niño popis” ahora muchos han acuñado nombres diversos como generación de cristal, copitos de nieve – por ser frágiles ante todo- estas personas suelen sentirse ofendidas agredidas o transgredidas de formas muy rápidas y reaccionan de manera violenta hacia personas, ideales o creencias que no congenian con las suyas cuando estas no son una corriente de pensamiento, un movimiento o partido político o un grupo social organizado.


-En este escrito quiero aclarar que se trata todo de un ambiente meramente de redes sociales y no de una situación de discriminación física. En lo cual estoy completamente de acuerdo en que se debe llevar ante la ley y es solo la ley quien debe y tiene la obligación, y el derecho de discernir la verdad, y no por un grupo de personas detrás de un smartphone con una cantidad limitada de información y guiada por el efecto manada. –

Son en realidad deslices políticamente incorrectos que no siempre representan una idea o creencias del individuo emisor, sino que son en muchos casos comentarios generados al azar o por reacciones espontaneas que, reitero no representan que dicho individuo sea partidario de una ideología- son en sí mismo parte del lenguaje popular empleado por la mayoría de personas en espacios privados, pero al ser pronunciados por personajes públicos se les exagera y se les tilda de ser humanos de una calidad humana deplorable que no merece nada en la vida, este proceso asume dos cosas por parte de los copitos de nieve, una en la que se asume que su calidad moral y ética es superior y la segunda que el copito de nieve jamás ha discriminado y en cuya mente no existen prejuicios. Claramente esto es una falacia ya que las neurociencias han demostrado que existe los prejuicios implícitos en el ser humano.

Una de las características principales de los copitos de nieve son las intenciones de llamar la atención anteponiendo su opinión y su calidad moral ante todo y todos, de esta manera se permiten, o creen tener la suficiente información como para emitir una opinión moral y ética sobre otras personas; Digo llamar la atención porque en la mayoría de los casos los copitos de nieve suelen florecer cuando una figura pública o un personaje famoso dice o actúa de una manera que ellos consideran una ofensa para sí mismo o para sus ideales. Esto destaca que en realidad no buscan mejorar la sociedad mediante el escudriño de cuestiones sociales que realmente están mal, sino que ocupan el momento de fama que se está llevando a cabo para obtener un poco de dicha fama momentánea.

En otras palabras, si los copitos de nieve fueran realmente activistas no estarían esperando a que alguien se equivoque para expresar que una idea o una acción están mal y dichas acciones podrían afectar a una u otra comunidad son, en otras palabras, oportunistas narcisistas caprichosos en busca de un poco de fama.

Otra característica de los copitos de nieve es la de exagerar la información para obtener la atención que se necesita para satisfacer su ego, en este caso intenta desacreditar al objetivo mediante la victimización qué esconde detrás una creencia de superioridad moral y ética qué demuestran que el copito de nieve se creé Superior a su adversario pues lo único que intenta es destruirlo y no establecer una comunicación madura en la cual se pueda dialogar para llegar a un correcto entendimiento mediante un sano debate.

Cabe destacar que los copitos de nieve son en sí mismo una amenaza para todas las personas que tienen un trabajo qué es de acceso público, como ser famoso, científico, escritor, actor, artista, político etcétera son una amenaza porque en muchas ocasiones los copitos de nieve no tienen por intención el diálogo o defender sus propios derechos sino utilizar dicha tragedia verbal para ganar un momento de fama mediante la destrucción de la vida social de una persona popular utilizando la opinión del público previamente manipulada por su victimización o la de un tercero para dicho fin.

Es decir, los copitos de nieve o su modo de operar puede ser empleado por otros para desacreditar a un oponente político, o a una empresa y así ganar el favor de la comunidad a la cual aparentemente se defiende.

Un mecanismo que es difícil de diferencial para el común de las personas pues lo más normal es apoyar a la víctima, esta es la que recibe la atención del público y opinar algo que este en contra de dicha corriente es volverse el enemigo, es aquí cuando se genera lo que muchos llaman linchamiento mediático y la población opta por no escuchar otras posibilidades pues a nadie le gusta equivocarse y mucho menos ser parte de los linchados, lo mejor es que la víctima salga victoriosa aun que todo solo sea falacia o simple exageración a pesar de que esto implique la destrucción de la vida de un individuo.

SER COPITO DE NIEVE IMPLICA SER UN INUTIL EN LA VIDA.

La baja capacidad para tolerar la opinión o expresión de otros individuos lleva a la constante de ser la victima todo el tiempo y a esperar que la sociedad encuentre remedio a sus males, el individuo se torna poco resiliente (todo le afecta) y por lo tanto vive en constante sufrimiento y lleno de problemas con pocos amigos pues todos en su entorno lo ven como una víctima y también deben estar atentos a no decir algo que se pueda llegar a mal interpretar.

Los copitos de nieve llegan a ser un símil del síndrome de Munchausen, una vez que saben cómo atraer la atención buscan prolongarla y ponerse en esa misma situación o utilizar una situación similar de alguien más para “defenderlos” y así volver a tener la atención mediática, esto incluso se puede apreciar en menor escala en perfiles individuales donde constantemente publican lo mal que les va y los comentarios de todo el mundo que ellos perciben como malo.

Todos estamos rodeados de individuos o personas a las que no les agradamos, así como hay personas que no nos agradan y desdeñamos dentro de nuestros pensamientos, decir que jamás lo has hecho es más que hipocresía. El ser humano también debe aprender a ser resiliente a todo ello por salud mental.

Por aika sofia

soy entusiasta de la ciencia me gusta aprender de todo si pudiera pasaría mi vida estudiando el mundo, eh estudiado seguridad informática programación, diseño, grafico, música, animación todo desde el espectro autodidacta, me gusta el anime los videojuegos, mi favorito es metal gear solid y ace combat. soy artesana de profesión actualmente y tengo un canal de divulgación científica, eh considero que tengo dificultades en el aspecto social establecer relaciones, entender situaciones consideradas como simples para la mayoría, considero que soy muy directa y a veces y creo que se, mal interpreta mi opinión o es considerada muy radical o fuera de los estándares socialmente aceptados, suelo ser una persona muy seria apática y depresiva además de autoexcluirme de la sociedad al permanecer la mayoría del tiempo en casa y no salir amenos que sea muy necesario, mi tiempo laboral esta invertido, es decir duermo de día para evitar un exceso de contacto con personas ajenas a mi familia