Sociofobia

Rate this post

Sociofobia
Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo, a enfrentar situaciones sociales, las personas que padecen esta patología experimentan muchas dificultades durante su vida diaria, ya que en la sociedad es necesaria la interacción ante masas de personas, como fiestas, reuniones o sitios donde van muchas personas como parques, cines, conciertos o simplemente ir a la escuela.

 

Estas personas experimentan una serie de síntomas variables ante situaciones sociales, para muchos estas situaciones serian inocuas y ordinarias pero para las personas que padecen esta fobia, significa tener que sufrir muchas consecuencias, ansiedad, perdida de la voz como tartamudear, sudoración excesiva, alteraciones en el ritmo cardiaco, ruborizarse y otras que acontecen dentro de la mente del individuo en cuestión, El miedo de ser visto como débil, ansioso, enojado o estúpido. Temor a que sus opiniones no sean de interés para otros. Temor a no ser tomado en cuenta y autoexcluirse, se sienten muy incómodas en lugares llenos de gente, miedo a interactuar con personas del genero opuesto, prácticamente es tener miedo involucrando a toda situación social fuera del marco de la propia familia.
La sociofobia a menudo está acompañada por baja autoestima y miedo a las críticas. Los síntomas pueden presentarse al principio como rubor, temblor de manos, náuseas o urgencia para orinar, sudoración excesiva y aumento en la presión cardiaca, Los síntomas pueden progresar hasta llegar a ser ataques de ansiedad y pánico ante situaciones sociales que el individuo es incapaz de controla. Algunas personas llegan a evitar el contacto con otras lo que puede derivar en un completo aislamiento social.

Estudios al respecto indican que 1 de cada 8 personas experimenta estos síntomas al entrar en contacto con la gente esto, lo sitúa en uno de los trastornos más comunes estando en tercer lugar después de la depresión y el alcoholismo, también se cree que está fobia, está más presente en mujeres que en hombres dado que las mujeres padecemos más miedos sociales, pero se sabe que puede existir, está fobia en ambos, en igual medida.

También se sabe que mucho más de la mitad cerca del 80% de las personas que padecen sociofobia, también tiene otras enfermedades mentales como angustias, depresiones, manías etc.

 

De acuerdo con la hipótesis de Aaron T. Beck no es la situación la que desencadena el miedo sino como la percibimos, es decir para un entomólogo un insecto postrado a lado de su cama sería un momento ideal para examinar al invitado, pero para alguien ajeno a los insectos, esta situación le causaría mucho miedo y ahí quienes dirían que asco.

Es muy recomendable que las personas que tiene esta fobia se acerquen con un especialista en este caso un psicólogo terapeuta que pueda atender su caso mediante prácticas tales como verificar día con día la veracidad de los pensamientos del individuo en cuestión.

Los sociofobicos tienden a creer que todo el mundo los está mirando y hablando mal de ellos.

El psicólogo le ayudaría entender que tal situación no sucede en realidad, ayudándolo a comprender mejor el mundo. Enseñándole a aceptar y comprender que esas situaciones que siempre considero como muy malas no son en realidad tan terribles. Aquí puedes hacer un test sin embargo esta no remplaza la opinión de un profesional, mi resultado fue de 53 comenta cual es el tuyo http://www.eutimia.com/tests/spin.htm

Yo personalmente recomiendo que asistan con un psicólogo y antes que nada ustedes mismos se permitan ayudarse a sí mismos ya que de lo contrario el psicólogo no servirá de nada.

La experiencia de una sociofobica, A Sofia moreno.

Cuando era niña yo era incapaz de hablar con personas que no fueran parte de mi familia, siempre estuve a lado de mi hermano mayor buscando refugio, yo soy la niña que se escoden tras su padre o madre, la escuela era un martirio en toda la extensión de la palabra no solo por el ataque mental de mi misma sino por el maltrato que las personas ejercían sobre mi persona más que nada los otros alumnos, ¿pero cuál era la causa de ese maltrato? Sin dudarlo, ahora sé que fue mi incapacidad para hablar con otras personas lo que no solo me trajo problemas sociales dentro del aula sino también problemas académicos es decir durante mis años de intento de adaptación al mundo social, desde el kínder hasta 3 años de primaria se me tildo de burra, palabra que empleaban las maestras y alumnos para dirigirse a una persona tonta, por el simple y complejo hecho de que para mí era casi imposible hablar, se me reprobó 3 años de primaria por no saber cómo llevar a cabo una conversación normal, se me insultaba con frases como tonta, idiota, o “¿te comieron la lengua los ratones de tu casa basurero?” las maestras me sometieron a golpes enfrente de todo el alumnado, cosa que estaba totalmente lejos de ayudarme a mejorar, empeoraba mi condición mental, los miedos y traumas de mis primeros años en la sociedad causaron en mi graves trastornos mentales que hasta la fecha no eh logrado solventarlos todos, el miedo a los cúmulos de personas sigue hasta la fecha presente, salir a la ciudad de México (DF) para mi representa una carga de sensaciones muy grandes que termina en una deshidratación producto de una sudoración excesiva que concluye en una tremenda cefalea causado por una ansiedad elevada, un alto nivel de estrés.

Asistir con mi psicóloga me ha funcionado y aunque no asistí por este problema sino por otro de tantos, como buena profesional también se percató de mi situación social, ella me enseño mediante sus técnicas que mis pensamientos sobre la sociedad estaban errados también me oriento a llevar a cabo pequeñas tareas como hablarle a extraños, y salir más seguido con personas a las cuales poco conozco. Tareas que lleve a cabo y que durante mucho tiempo me han servido.

Es necesario que se asita con el profesional y no se abandone el tratamiento para evitar una recaída, en mi caso mi psicóloga se marchó de este pueblo y debo aceptar que es probable que tenga de nueva cuenta este problema ya que no salgo más que sea de suma importancia o a ver a mis mejores amigas, que no siempre vienen y el miedo me ah echo rechazar invitaciones a sitios llenos de personas como convenciones y eventos. Trato de mejorar por mi cuenta pero es muy complicado por ende reitero asistir con un profesional es la mejor opción.

Comments

Comentarios