Sangre joven rejuvenece el cerebro

4 (80%) 1 vote

Sangre joven rejuvenece el cerebro

Con esta noticia todos querrán ser vampiritos fosforilocos  que brillan bajo un haz de luz solar.  Un grupo de científicos ha demostrado que la sangre joven -o al menos una parte de ella- tiene efectos rejuvenecedores sobre el cerebro ayudando en la pérdida de memoria, la disminución de la función muscular, el metabolismo, y la pérdida de la estructura ósea.




Aunque esta noticia suena a que pronto brillaremos y seremos hermosos como los vampiros de película, la verdad es que no es así de simple, de hecho no funciona si bebes la sangre, y esto está dirigido a esas mentes supremas de bajo intelecto que no les gusta leer: no, beber sangre no te hace joven, de hecho ni lo intentes, tu estomago eh hígado, en si todo el cuerpo humano no está adaptado para que tomes, bebas o chupes sangre, de hecho puede ser toxico para el ser humano  ya que la sangre contiene altos niveles de hierro y nuestro sistema digestivo no tolera el hierro en tan grandes cantidades. Pero si aun así  crees que puedes hacerlo pues atente a una posible hemocromatosis y a sus consecuencias, entre ellas

  • Dolor abdominal
  • Fatiga, falta de energía, debilidad
  • Oscurecimiento generalizado de la piel (lo contrario a ser un fosforiloco vampiresco)
  • Dolor articular
  • Pérdida del vello corporal
  • Pérdida del deseo sexual
  • Pérdida de peso
  • Hepatitis
  • Cáncer de hígado
  • Y si tu mente es espiritualmente suprema y tienes abiertos todos tus chakras anonakis, la Nasa miente y esconde cosas, y decidiste hacer caso omiso y tomaste varios litros de sangre, solo te espera la muerte.

 

Durante décadas los científicos han indagado en las propiedades de la sangre para rejuvenecer y ya ha sido demostrado en experimentos como la parabiosis, la cual consiste en coser a dos ratones un joven y otro anciano de tal forma que compartan un sistema circulatorio. El trabajo ha inspirado los ensayos clínicos en curso por al menos dos compañías en las cuales las personas mayores son infundidas con sangre de donantes adultos más jóvenes y después probadas para las mejoras físicas.

Uno de las investigaciones ya ha comenzado a probar la transferencia de plasma recogido de las cuerdas umbilicales de recién nacidos. Su objetivo es descubrir cómo la sangre humana muy joven puede afectar los síntomas del envejecimiento.

El plasma humano joven en ratones ancianos mejoro la capacidad de los animales para aprender y recordar, al final de la experimentación los científicos realizaron una autopsia en el cerebro de los animales y encontraron que las células del hipocampo  contenían genes que expresaban la formación de nuevas conexiones neuronales, al igual que sucede cuando somos bebes y niños, a mayor número de conexiones nuevas más rápido es nuestro aprendizaje.Esto no ocurrió en ratones tratados con sangre de donantes humanos más viejos




Los investigadores compararon entonces una pizarra de 66 proteínas encontradas en el plasma del cordón umbilical a las proteínas en plasma de personas mayores, ya las proteínas identificadas en los experimentos de parabiosis de ratón. Encontraron a varios candidatos potenciales, y los inyectaron, uno a la vez, Sólo una de estas proteínas, TIMP2, mejoró el rendimiento de los animales. Sin embargo, no produjo la regeneración celular en el cerebro. Las inyecciones de plasma de cordón umbilical humano que carece de TIMP2 no tuvieron ningún efecto sobre la memoria.

 

Los investigadores aún no saben cómo TIMP2, que se sabe que están involucrados en el mantenimiento de la estructura celular y tisular, ejerce su efecto sobre la memoria. Y aunque se expresa en el cerebro de los ratones jóvenes, TIMP2 nunca antes se ha vinculado con el aprendizaje o la memoria. Wyss-Coray sospecha que la proteína funciona como un “regulador maestro” de los genes implicados en el crecimiento de las células y los vasos sanguíneos, y que el aumento de sus niveles afecta a muchas vías simultáneamente.

 

“Creo que es un papel hermoso”, dice Michal Schwartz, una neuroinmunóloga del Instituto Weizmann de Ciencias en Rehovot en Israel. ella está intrigada de que los investigadores podrían obtener un efecto en los ratones sin inyectar plasma en el cerebro. Schwartz sospecha que TIMP2 puede estar alterando el sistema inmunológico o el metabolismo de una manera que afecta indirectamente al cerebro.

 

En 2014, Rubin de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, – descubrió que la sangre de ratón joven contenía niveles más altos de una proteína llamada GDF11 y que la inyección de GDF11 en el cuerpo estimulaba el crecimiento de los vasos sanguíneos en el cerebro. Desde entonces han encontrado que GDF11 nunca entra en el cerebro, y sospecha que TIMP2 podría estar afectando indirectamente al cerebro por actuar en los sistemas de todo el cuerpo.




“Es un poco de un experimento de caja negra, porque no saben lo que está pasando”, dice Philip Landfield, un neurocientífico de la Universidad de Kentucky en Lexington. El aspecto más prometedor, dice, es el potencial para traducirlo en una terapia.

 

Las infusiones de plasma joven – agrupadas de miles de donantes – podrían ser un tratamiento potencial para las enfermedades relacionadas con la edad, incluyendo la enfermedad de Alzheimer. Alternativamente, los pacientes ancianos pueden recibir un día un cóctel de proteínas como GDF-11 y TIMP2, o fármacos que imitan sus efectos. Pero el desarrollo de estos fármacos requeriría muchos más años que el tratamiento de pacientes con suero, dice Wyss-Coray. “A un gran nivel de imagen, este [nuevo estudio] es emocionante porque refuerza la noción de que hay factores únicos, buenos en la sangre joven”.

fuentes:

https://www.nature.com/news/young-human-blood-makes-old-mice-smarter-1.21848

https://www.nature.com/news/ageing-research-blood-to-blood-1.16762

Comments

Comentarios