humano-tardígrado

Rate this post

humano-tardígrado





Los tardígrados son seres extraordinarios, resientes como ninguno otro a distintos climas o situaciones, como sobrevivir al espacio vacío, lugar donde la radiación es letal, resistentes al frio, tanto que se han descongelado tardígrados de más de 30 años en estado, casi de criogénesis, por hacer una comparación absurda pero divertida, los tardígrados son como; la sopa instantánea, solo necesitan un poco de agua y listo.   Por ello han sido el objetivo principal de multitud de experimentos y exámenes que nos ayuden a entender el origen de sus extraordinarios poderes de sopa maruchan, ahora un grupo de científicos han detectado una proteína que ayuda a estos ositos de agua a que su información celular no se vea afectada por la radiación.

Por si fuera poco estos científicos de la universidad de Tokio  lograron pasar estos súper poderes de sopa marucha a células humanas.

15154




“La tolerancia contra los rayos X se piensa que es un producto secundario de la adaptación de los animales a la deshidratación severa”, dice el autor del estudio Takekazu Kunieda, un biólogo molecular de la Universidad de Tokio. De acuerdo con Kunieda, la deshidratación severa causa estragos en las moléculas de los seres vivos. Incluso puede desgarrar el ADN. De la misma forma en que lo hace la radiación como los rayos X.

Los investigadores querían saber cuáles eran sus sistemas de protección, lo que los llevo a la secuenciación del genoma del tardígrado de la especie Ramazzottius varieornatus,  y  compararon la respuesta celular de los tardígrados ante la radiación con muestras celulares de otros seres para identificar los responsables de su resistencia, posteriormente se realizaron cultivos de células humanas que contenían las mismas proteínas que protegen a los tardígrados.
La proteína conocida como “Dsup” impide que el ADN del animal se rompa bajo la presión de radiación y la desecación. Y también encontraron que las células humano-tardígrado fueron capaces de suprimir el daño producido por  los rayos X en un 40%.

“La protección y reparación del ADN es un componente fundamental de todas las células y un aspecto central en muchas enfermedades humanas, incluyendo el cáncer y el envejecimiento”, dice Ingemar Jönsson, ecólogo evolutivo que estudia los tardígrados en la Universidad de Kristianstad en Suecia.

Kunieda añade que estos hallazgos algún día podrían proteger a los trabajadores de la radiación en las instalaciones nucleares o posiblemente nos ayude a crecer los cultivos en ambientes extremos, tales como los que se encuentran en Marte.

Bob Goldstein, biólogo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, que ayudó a secuenciar el genoma de otro especies2 tardígrado, dice que la investigación es interesante e inteligente. También piensa que los autores del estudio son correctos en la predicción de que esto es probablemente sólo el primero de muchos de estos descubrimientos.

“El tardígrado es resistente a una gran cantidad de diferentes climas extremos”, dice Goldstein. Y esto significa que los animales deben tener muchas formas diferentes de protegerse a sí mismos.

“Estamos realmente justo en el comienzo de explorar el tesoro genético que representa el genoma tardígrado,” dice Jönsson.

Además de las muchas posibilidades futuras este descubrimiento tal vez no sea útil para la crio preservación, empleando las características de supervivencia de los tardígrados para los seres humanos que deseen conservarse o para posibles viajeros espaciales.

 




Nombre de artículo original.

Extremotolerant tardigrade genome and improved radiotolerance of human cultured cells by tardigrade-unique protein

Autores implicados en el estudio:

Takuma Hashimoto,       Daiki D. Horikawa,           Yuki Saito,           Hirokazu Kuwahara,       Hiroko Kozuka-Hata,      Tadasu Shin-I,   Yohei Minakuchi,            Kazuko Ohishi,  Ayuko Motoyama,Tomoyuki Aizu,          Atsushi Enomoto,           Koyuki Kondo, Sae Tanaka,       Yuichiro Hara,Shigeyuki Koshikawa,       Hiroshi Sagara,  Toru Miura,        Shin-ichi Yokobori,                Kiyoshi Miyagawa,          Yutaka Suzuki,  Takeo Kubo,      Masaaki Oyama,              Yuji Kohara,       Asao Fujiyama,                Kazuharu Arakawa,        Toshiaki Katayama,        Atsushi Toyoda & Takekazu Kunieda

Hashimoto, T. et al. Extremotolerant tardigrade genome and improved radiotolerance of human cultured cells by tardigrade-unique protein. Nat. Commun. 7:12808 doi: 10.1038/ncomms12808 (2016).

http://dx.doi.org/10.1038/ncomms12808

Comments

Comentarios