El segundo cerebro

4 (80%) 1 vote

El segundo cerebro





El segundo cerebro, así es como muchas personas lo conocen, su nombre real es sistema nervioso entérico una red de mil millones de células nerviosas que controlan los sistemas gastrointestinales, sin embargo a pesar de nuestra ignorancia sobre su forma y funciones precisas ahora un grupo de científicos ha podido ver y seguir el crecimiento de estas células en ratones, La investigación fue dirigida por el Instituto Francis Crick, en colaboración con la Universidad de Leuven, la Universidad de Stanford, el Instituto Hubrecht y el Quadram Institute Bioscience. El trabajo fue financiado por el Instituto Francis Crick, el Consejo de Investigación Médica y el Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas del Reino Unido.
el sistema nervioso entérico tiene un papel crucial en el mantenimiento de un intestino sano. Por lo tanto, la comprensión de cómo este mosaico neural está organizado podría ayudar a los científicos a encontrar tratamientos para los trastornos gastrointestinales comunes.

 

“La pared del intestino es el hogar de muchos tipos de células nerviosas que parecen ser distribuidos al azar”, dice Vassilis Pachnis, líder del grupo en el Instituto Francis Crick. “Pero a pesar de este caos, las redes neuronales del intestino son responsables de funciones bien organizadas y estereotípicas, como la producción de ácido estomacal, el movimiento de los alimentos a lo largo del intestino, la comunicación con las células inmunes y las bacterias y la transmisión de información al cerebro. Quería descubrir cómo la actividad organizada emerge de un sistema tan caótico”.
En el crecimiento inicial la población de células progenitoras se dividen en copias de sí mismas y estas a su vez se transforman en muchas otras diferentes con propósitos distintos, así los investigadores “etiquetaron” a un grupo de células para seguir su crecimiento y a sus copias con colores diferentes para poder seguir las células del sistema entérico.




Encontraron que algunos progenitores sólo producían células nerviosas, otros sólo producían células nerviosas llamadas glía, y otras producían ambas. Las neuronas y la glía procedentes del mismo progenitor se mantuvieron próximas entre sí, formando grupos relativamente apretados de células. Los grupos celulares que descendían de células progenitoras diferentes pero vecinas se superponían como un diagrama de Venn donde se podía ver en la superficie del intestino. Curiosamente, esta estrecha relación fue mantenida por los descendientes de progenitores individuales a través de todas las capas de la pared intestinal formando así superposición de columnas de células.

“Descubrimos un conjunto de reglas que controlan la organización del” segundo cerebro “no sólo a lo largo de una sola capa intestinal sino a través del espacio 3D de la pared intestinal”, dice Reena Lasrado, autora principal del trabajo e investigador en el laboratorio de Vassilis en El Crick.

El equipo exploró si esta intrincada estructura del sistema nervioso entérico también contribuye a la actividad de las células nerviosas en el intestino.

“Una sutil estimulación eléctrica del sistema nervioso entérico mostró que las células nerviosas generadas por la misma célula parental respondían en sincronía”, dice Vassilis. “Esto sugiere que las relaciones de desarrollo entre las células del sistema nervioso entérico de los mamíferos son fundamentales para la regulación neural de la función intestinal”.

 

“Ahora que tenemos una mejor comprensión de cómo el sistema nervioso entérico se construye y trabaja, podemos comenzar a mirar qué sucede cuando las cosas van mal particularmente durante las etapas críticas del desarrollo del embrión o de la edad temprana de la vida. Construir las redes neuronales del intestino son la base de los problemas gastrointestinales comunes”.
Fuente original
https://www.crick.ac.uk/news/science-news/2017/05/19/understanding-the-architecture-of-our-second-brain/

Nombre de estudio original y científicos involucrados
Lineage-dependent spatial and functional organization of the mammalian enteric nervous system

By Reena Lasrado, Werend Boesmans, Jens Kleinjung, Carmen Pin, Donald Bell, Leena Bhaw, Sarah McCallum, Hui Zong, Liqun Luo, Hans Clevers, Pieter Vanden Berghe, Vassilis Pachnis

Science19 May 2017 : 722-726

http://science.sciencemag.org/content/356/6339/722

Comments

Comentarios