El dimorfismo sexual en Humanos

4.6 (91.11%) 9 votes

El dimorfismo sexual en Humanos

Ya en una ocasión he hablado sobre un trabajo de la profesora Margaret M. McCarthy (ver video abajo) y sus investigaciones sobre la influencia hormonal en el cerebro durante el desarrollo prenatal, estas importantes investigaciones brindan información sobre el tratamiento para algunas enfermedades así como la explicación sobre ciertos aspectos poco conocidos del cerebro, hoy revisaremos algunos de sus avances así como otras investigaciones.
Hombres y mujeres están expuestos a diferentes ambientes hormonales antes de nacer y esto se traduce en diferencias de sexo en el cerebro. Estas diferencias incluyen alteraciones en los volúmenes de determinados núcleos cerebrales y los patrones de conectividad sináptica. Los mecanismos por los que las estructuras sexuales (dimorfismo) se forman en el cerebro sigue siendo poco conocida.


Sin embargo se ha encontrado que los astrocitos están estrechamente relacionados eh influenciados por el entorno hormonal del cerebro prenatal lo que tiene importantes consecuencias para los patrones sinápticos que se establecen durante el desarrollo ya que la comunicación entre astrocitos y neuronas se ha convertido en una característica importante para el dimorfismo cerebral, una de estas investigaciones muestra las diferencias de regeneración celular ante daños cerebrales en recién nacidos, que en el caso de los humanos nacidos sexualmente como machos la regeneración celular es menor o cuesta más tiempo y trabajo que en el caso de los humanos nacidos como hembras muestra que la regeneración celular es mayor y de menor tiempo ya que el cerebro está más expuesto al estradiol, este es un potente regulador de respuesta ante lesiones cerebrales actuando como un neuroprotector lo que ayuda evidentemente en estas situaciones, Este efecto puede deberse en parte a la inducción de la producción de Bcl-2, una proteína que modula negativamente la apoptosis.
También el equipo de la doctora Margaret realizo un sorprendente descubrimiento en el que las prostaglandinas,

En particular, PGE2, están regulados en el cerebro por los esteroides gonadales y tienen un gran impacto en la masculinización de una región en particular llamada, el área pre óptica. La PGE2 es importante dada su importancia con otras varias funciones en el cuerpo humano como la secreción ácida del estómago y secreción mucosa del estómago y en embarazadas la contracción uterina, dilatación y borramiento cervical así como la Contracción del músculo liso del estómago entre otras funciones e intereses para la comunidad médica o científica

La investigación también podría brindar información acerca del porque un género es más proclive de desarrollar trastornos de salud mental o problemas neurológico específicos. La incidencia de autismo, trastorno de déficit de atención, tourette y principios de la esquizofrenia son todos significativamente mayor en los hombres. Por el contrario, la frecuencia de trastorno depresivo, distimia, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno obsesivo compulsivo y trastornos de la alimentación son todos mayores en las mujeres. Una distinción importante entre estos dos grupos de trastornos es que los que son hombres tienden a ocurrir temprano en el desarrollo, mientras que las que son más frecuentes en las mujeres generalmente no ocurren hasta después de la pubertad. Mediante la comprensión de los mecanismos básicos que establecen las diferencias sexuales en el cerebro,
El equipo de la doctora Margaret no ha sido el único en buscar una respuesta y analizar el dimorfismo, ya en otros laboratorios se han llevado a cabo investigaciones con la codorniz japonesa (Coturnix japonica) liderado por Rita Levi Montalcini (en 1986 obtuvo el Premio Nobel de Medicina fallece a los 103 años de edad en Roma el 30 de diciembre de 2012) de la universidad de Torino Italia sus investigaciones fueron muy importantes ya que muestran que los cambios producidos en el entorno prenatal son irreversibles, las investigaciones con la codorniz japonesa que fue un buen candidato para esta investigación ya que tiene rasgos muy marcados en la conducta de los machos y las hembras como el núcleo sexualmente dimórfico que se encuentra en el área preóptica de codorniz japonesa y desempeña un papel clave en la activación de la conducta copulador masculina. El núcleo preóptico medial es significativamente mayor en el varón adulto que en la codorniz hembra adulta. Su volumen es sensible a esteroides en la edad adulta y en consecuencia disminuye después de la castración, pero es restaurado a niveles normales por un tratamiento con testosterona exógena. Esta diferencia volumétrica parece ser el resultado sólo de una diferencia de sexo en el entorno hormonal adulto y no se ve afectada por los tratamientos embrionarias que modifican de forma permanente el comportamiento sexual, el tamaño de las neuronas en la parte dorso-lateral de núcleo parecen estar irreversiblemente afectada por hormonas durante el estado embrionario.
En resumen la doctora Margaret descubrió que si hay cambios en el cerebro durante la etapa prenatal (ver video abajo) siendo así que un ser vivo con características dimórficas establecidas como sexualmente femeninas o masculinas en el estado embrionario estas pueden verse alteradas durante el estado prenatal a lo que se suma el estudio de la doctora Rita Levi quien descubrió que una vez establecidas estas características son irreversibles en la edad adulta.

Los resultados pueden variar de especie en especie, la doctora Rita Levi realizo sus experimentos con aves y la doctora Margaret con ratones los cuales ya está, de sobra entendido que tienen más parentesco con los humanos.

Estos descubrimientos podría explicar enfermedades y trastornos antes comentados y también cuestiones tales como la disforia de género la cual está actualmente en discusión sobre si es psicología o biológica estos avances señalan que es posible obtener un ser humano nacido con características sexuales primarias, por ejemplo tener distinciones físicas clásicas del sexo femenino y poseer un cerebro con características típicas del sexo masculino, siempre y cuando todo acontezca en el periodo prenatal.

 

¿Pero como sucedería una situación similar humana?

Algunos contaminantes ambientales interactúan directamente con hormonas y pueden ejercer efectos disruptores endocrinos (EDC). La exposición en las personas es típicamente un resultado de la contaminación de la cadena alimenticia, la inhalación de polvo de la casa contaminada o la exposición ocupacional. EDCs incluyen pesticidas y herbicidas tales como diclorodifenil tricloroetano o sus metabolitos, metoxicloro, biocidas, estabilizadores de calor y catalizadores químicos tales como tributilestaño, contaminantes de plásticos por ejemplo el bisfenol A o componentes de la dieta tales como Fito estrógenos que influyen en la morfología de los circuitos cerebrales sexualmente dimórficos. La exposición a las las sustancias alteradores endocrinas (SAE) es más peligroso si se produce durante “períodos críticos” específicos de la vida, tales como períodos intrauterinos, perinatales, juveniles o de la pubertad, cuando los organismos son más sensibles a la alteración hormonal, en comparación con otros períodos. Sin embargo, la exposición a las SAE en la edad adulta también puede alterar la fisiología. Varios EDCs son xenoestrógenos, que pueden alterar las concentraciones de lípidos en suero o enzimas del metabolismo que son necesarios para la conversión de colesterol a las hormonas esteroides. Esta última instancia, puede alterar la producción de estradiol y / u otros esteroides. Por último, muchos EDC pueden tener acciones a través de o independientes de las acciones clásicas en los receptores de esteroides afines. EDCs puede tener efectos a través de numerosos otros sustratos, tales como el receptor de aril hidrocarburos, el receptor activado por el proliferador de peroxisoma y el receptor de retinoide X, vías de transducción de señal, el influjo de calcio y / o receptores de neurotransmisores. Por lo tanto, los EDC, a partir de fuentes diversas, pueden tener efectos de organización durante el desarrollo y efectos en la edad adulta que influyen en procesos reproductivamente relevantes sexualmente dimórficos u otras funciones, por imitar, antagonizar o alterar acciones endocrinas.
Ya se han visto alteraciones en algunas especies de animales tales como caracoles o peces donde el nivel de contaminación en su medio ambiente ha provocado que prevalezca un mayor número de hembras (en la mayoría de los casos) o que inclusive cambien su sexo.
El ser humano está expuesto a los cambios producidos por el mismo avance tecnológico al igual que expuesto a un desconocimiento o en algunos casos negligencia así como de su entorno alimentación y otros factores que pueden alterar su ciclo normal reproductivo.

Para saber más:
http://nexciencia.exactas.uba.ar/estudian-el-cambio-de-sexo-en-los-anfibios
http://elpais.com/diario/2006/12/07/sociedad/1165446002_850215.html
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21951193
http://www.nature.com/neuro/journal/v18/n5/full/nn.3988.html
http://medschool.umaryland.edu/facultyresearchprofile/viewprofile.aspx?id=2774
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8788569
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9047287
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11668649
http://www.psypost.org/2015/03/researchers-unravel-mechanism-that-plays-key-role-in-sexual-differentiation-of-brain-32986

Comments

Comentarios