El comportamiento de género no está en los genes

Rate this post

El comportamiento de género no está en los genes

El comportamiento humano no está del todo controlado por nuestros genes, es decir; esas frases arcaicas y cavernarias como: “las mujeres barren los hombres no”, “los hombres no lloran” , “lloras como nena”, y demás comentarios que yo eh escuchado no son más que una trágica herencia cultural, según expertos los genes no determinan nuestro comportamiento en la sociedad o ciertos rasgos considerados femeninos o masculinos, sino que estos pueden ser influenciados por el ambiente social y la cultural que permiten la transferencia de algunos rasgos de comportamiento específicos de género de generación en generación.

 


En un artículo de la revista Trends in Cognitive Sciences de Cordelia Fine, de la Universidad de Melbourne, John Dupré, de la Universidad de Exeter y Daphna Joel de la Universidad de Tel Aviv muestran cómo los nuevos avances en la teoría evolutiva y los modelos actuales de cómo influye el sexo El cerebro, sugieren que para algunos rasgos relacionados con el género, las interacciones entre los componentes genéticos y hormonales del sexo con otros factores crean variabilidad entre individuos mientras que los factores ambientales proporcionan las condiciones estables necesarias para la reproducción del rasgo en cada generación.

 

Estos dos cambios importantes en el pensamiento científico apuntan a la posibilidad de que los roles de género vistos a través de diferentes generaciones a veces se explican mejor en términos de condiciones socioambientales heredadas.

 

“Incluso en los mamíferos no humanos, los rasgos adaptativos que se han desarrollado de forma confiable en la descendencia durante miles de años pueden desaparecer en unas pocas generaciones, si las condiciones ambientales relevantes cambian”, dijo el profesor Dupré.

 

“La herencia genética sigue siendo crítica para la capacidad de aprender rápidamente un comportamiento adaptativo, pero los factores ambientales que son estables durante generaciones eliminan cualquier presión selectiva para el desarrollo de mecanismos genéticos paralelos”.

 

Los académicos utilizaron el pensamiento reciente de la teoría de la evolución y los hallazgos recientes de los estudios de las relaciones entre el sexo y el cerebro para el artículo.

 

Como parte de otro estudio, el profesor Joel y sus colegas encontraron que los cerebros humanos están compuestos de mosaicos únicos de rasgos, algunos más comunes en un sexo y otros más comunes en el otro.

 


El profesor Joel dijo: “Los comportamientos masculinos y femeninos no pueden ser explicados por la existencia de cerebros masculinos y femeninos, como se ha sugerido anteriormente. Nuestra investigación sugiere que la herencia intergeneracional de los rasgos específicos de género puede explicarse mejor por características muy estables del entorno social. ”

 

El artículo dice que los mecanismos no genéticos pueden ser particularmente importantes en los seres humanos porque nuestra cultura nos anima fuertemente a tener roles masculinos o femeninos. La enorme capacidad humana de aprender también permite que la información se transmita de generación en generación.

 

El Profesor Fine dijo: “La conclusión es la necesidad de cuestionar la omnipresente suposición de que siempre es el sexo biológico, a través de su acción directa en el cerebro, que hace el” pesado “cuando se trata de los rasgos de género que heredamos y mostramos.

Fuente original: http://www.exeter.ac.uk/news/featurednews/title_601821_en.html

Comments

Comentarios